Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

El tratamiento de la base nasal durante una rinoplastia es un punto complementario de la cirugía pero de gran importancia pues si no se realiza con una técnica adecuada pueden quedar secuelas como asimetrías, problemas para respirar o cicatrices que serán notorias.

Personalmente planifico al milímetro antes de la cirugía la mayoría de los cambios que voy a realizar en el paciente. En el caso del tratamiento de la base nasal es importante tomar la medida prequirúrgica de la misma y las medidas del ancho de los ojos, la distancia entre ojos y el ancho de la boca. De esta manera podremos calcular con exactitud la cantidad a resecar en cada lado así evitamos quedarnos cortos o pasarnos o incluso dejar asimetrías.

Existen muchas técnicas para reducir el ancho de la base nasal, personalmente prefiero usar incisiones que se escondan entre la unión del ala nasal y el labio que nunca sean visibles lateralmente.

La cantidad a resecar en los casos que es necesario puede ir desde un solo milimetro a cinco milímetros por lado en la mayoria de los casos. Si la técnica es correcta y la planificación fue precisa el resultado estetico y funcional sera satisfactorio y lo mas importante sin cicatrices visibles y conservando una forma natural de la base nasal.

En resumen al estrechar la base nasal es importante un correcto diagnóstico del caso a tratar si concluimos que es necesario entonces debemos planificar bien el procedimiento antes de la cirugia, eligiendo una correcta técnica que evite complicaciones estéticas y funcionales.

Autor: PAULO ANDRES ESCOBAR MD