liposuccion¿QUÉ ES UNA LIPOSUCCIÓN SUBMENTAL o de la PAPADA?

Una de las cosas que pueden hacer que parezcamos mas envejecidos de lo que realmente somos, es el acúmulo de grasa bajo la mandíbula y cuello.

Este acúmulo llamado coloquialmente papada, se puede producir por un aumento de peso general, que al volver a adelgazar puede desaparecer de forma sencilla. En otros casos, sin embargo, esta grasa es muy difícil de eliminar incluso haciendo dieta o ejercicio. En estos casos una buena opción de tratamiento puede ser una liposucción submental.

¿EN QUÉ CONSISTE LA CIRUGÍA?

La liposucción submental consiste en extraer la grasa localizada para así marcar mejor el ángulo que forman el cuello y la mandíbula. (idealmente entre 90-110º)

La técnica se puede hacer con anestesia general o con anestesia local y sedación. Una vez marcada la zona a tratar, haremos unas incisiones milimétricas a través de las cuales se infiltra una solución tumescente, que no es otra cosa que un líquido que inyectado en el área evitará el sangrado durante la succión de la grasa además de facilitar la salida de las células grasas.

LIPOSUCCIÓN RADIOFRECUENCIA O LASER Con una cánula especialmente diseñada de radiofrecuencia o laser iremos liberando las células grasas, posteriormente liposuccionaremos la grasa localizada. En este paso es muy importante la preparación del cirujano y su experiencia, pues el cuello es una zona con estructuras muy importantes y una mala técnica las puede lesionar. Igualmente una técnica incorrecta puede dejar resultados poco uniformes que a largo plazo no sean estéticamente agradables. El Dr. Escobar por su entrenamiento en cirugía de cabeza y cuello esta muy familiarizado con la anatomía de la zona, garantizando así un buen resultado con toda la seguridad.

RECUPERACIÓN Una vez terminada la cirugía colocaremos un vendaje compresivo en la zona para facilitar la cicatrización, en pocos días la inflamación ira desapareciendo, dejando ver un nuevo cuello más definido que te hará sentir más joven.

TÉCNICAS COMPLEMENTARIAS En algunos casos la liposucción submental puede no ser suficiente para devolver un aspecto juvenil al cuello. Si hay piel descolgada o sobrante deberemos combinar la liposucción con una cirugía que retire este exceso de piel y le de más tensión al plano muscular de la zona.

Cirugías como la platismoplastia (que consiste en tensar el músculo que hay en esa zona) o la ritidoplastia cervicofacial ( cirugía de estiramiento facial que actúa también sobre el cuello) serán importantes para conseguir un resultado agradable y duradero.