mentoplastia¿CUANDO REALIZAR UNA MENTOPLASTIA DE AUMENTO?

La cirugía de mentón o mentoplastia, está indicada en pacientes en los que el mentón es de un tamaño menor al ideal según las características faciales del paciente. Muchas veces es un complemento a una rinoplastia con el fin de terminar de equilibrar el perfil del paciente, en estos casos ambas cirugía conforman lo que se conoce como perfiloplastia.

¿CUAL ES EL MENTÓN IDEAL?

Para calcular el tamaño ideal del mentón, en la primera consulta, el Dr. Escobar realizará un estudio fotográfico de tu perfil y mediante un estudio perfilométrico informatizado obtendrá las dimensiones ideales de tu mentón ideal. Es importante valorar la oclusión o forma de morder del paciente pues existen casos en los que es necesario un procedimiento maxilofacial, en lugar de una prótesis de aumento.

¿CÓMO SE AUMENTA EL TAMAÑO DEL MENTÓN?

Para aumentar el tamaño del mentón usaremos una prótesis de un material sintético llamado silastic. Basado en el estudio perfilométrico previo, durante la cirugía el Dr. Escobar moldeará la prótesis a medida del paciente. . De esta forma se logra una prótesis personalizada, que se adaptará perfectamente a la cara del paciente. En otras ocasiones, si es preciso, podemos también emplear prótesis preformadas.

LO QUE DEBES CONOCER SOBRE LA CIRUGÍA DE MENTÓN

La cirugía del mentón se realiza bajo anestesia general endovenosa y se puede o no combinar con una rinoplastia. El tiempo de este procedimiento es de una hora aproximadamente. La cirugía consiste en introducir el implante entre el músculo y el hueso del mentón, para ello usaremos una incisión a nivel de la mucosa del labio inferior de unos 2 cm.

Un vez introducido el implante en el bolsillo, que previamente hemos fabricado entre el hueso y el músculo, cerraremos la incisión con unos puntos reabsorbibles que desaparecerán a los pocos días. Al finalizar la intervención se coloca un pequeño vendaje con micropore que se retirará a los 3 o 4 dias.

La recuperación de la mentoplastia es rápida y aunque suele existir algo de dolor en los primeros días a las dos semanas la recuperación es casi total.

Autor: PAULO ANDRES ESCOBAR MD